MÁS QUE UNA ALMOHADILLA

«LA HISTORIA COMENZÓ CON UN VIAJE INOLVIDABLE A TAILANDIA, ESPECÍFICAMENTE A LA FASCINANTE CIUDAD DE BANGKOK. ENTRE MUCHAS COSAS MARAVILLOSAS QUEDE IMPRESIONADO POR LA INGENIOSA FORMA EN QUE LOS TAXISTAS LOCALES BRINDABAN COMODIDAD A SUS PASAJEROS CON UN COJIN PARA MEJORAR LA EXPERIENCIA DE CADA VIAJE.»

Aunque en esos días, en Bangkok, ya se vendía un prototipo simple y pequeño, me propuse a rediseñar un producto que proporcionara un apoyo excepcional para el cuello, aliviando la tensión y la fatiga, especialmente durante viajes largos o jornadas agotadoras. Nos enfocamos en crear algo que fuera ergonómico, práctico y, sobre todo, cómodo.